No sé si me podrás contestar o es más para pediatra, pero tengo un bebé de 7 meses casi 8 y hasta los 9 meses …

No sé si me podrás contestar o es más para pediatra, pero tengo un bebé de 7 meses casi 8 y hasta los 9 meses no tengo visita con la pediatra y me siento perdida con el tema de la alimentación. No sé qué cantidad debo darle, si puede tomar todas las frutas, si por la noche le puedo dar sopa con pasta. Busco por internet pero todavía estoy más liada. ¿Me podéis ayudar por favor?

Como bien dices la alimentación complementaria puede ser una auténtica pesadilla para las familias, ya que existen diferentes teorías y escuelas y nunca sabemos del todo si hacemos lo adecuado para nuestro hijo/a. No existe una fórmula mágica que a todos les vaya bien, sino que existen muchas opiniones y creencias que pueden incluso resultar contradictorias.

Creo que el mejor consejo en este sentido es que utilices tu SENTIDO COMÚN. No dejes que normas estrictas sobre alimentación te vuelvan loca, sino que tú conoces a tu bebé y a pesar de que a continuación te explicaré una serie de consejos que me parecen sensatos sobre alimentación complementaria, nadie mejor que tu conoce las limitaciones de tu bebé y su ritmo de adaptación a los cambios.

 Para mi dos autores referentes sobre alimentación complementaria y que pueden ayudarte, son el pediatra Carlos González con su libro “Mi niño no me come” y Rosa Jové con su libro “La crianza Feliz”. De ellos rescataré varias pinceladas sobre este tema…y en ellos encontrarás muchas más respuestas de las que yo pueda aportarte hoy.

 Tradicionalmente se nos dice que a los 6 meses e incluso antes ya debemos introducir alimentos complementarios a la alimentación de nuestro bebé. Sin embargo, hasta los 6 meses debería darse solo pecho idealmente o en su defecto biberón con leche de fórmula (ni papillas, ni zumos, ni agua ni infusiones ni nada que se le parezca).

En ocasiones, algunos profesionales incluso nos dan una reprimenda si no lo hemos hecho en los tiempos que creen adecuados. Pues a ellos debo recordar, y a ti, que como bien se dice es alimentación COMPLEMENTARIA (complemento de la lactancia materna). Por lo que si damos el pecho no debemos estresarnos si nuestro bebé rechaza algunos alimentos y no podemos seguir este planning o calendario impuesto por muchos profesionales. De hecho, y aunque se cuestione, la lactancia materna exclusiva se ha demostrado suficiente para algunos bebés incluso más allá de los 9 meses y hasta el año y debe ser siempre el alimento principal, la base de su alimentación. Todo lo demás será un complemento. Además debemos tener en cuenta que cada bebé es un mundo y necesitará un tiempo diferente para adaptarse a estos cambios.

Los bebés de pecho suelen tardar más en aceptar otros alimentos, pero cuando lo hacen se saltan el paso de papilla a directamente alimentos más consistentes. Y a pesar de que tarden más en tomar otros alimentos diferentes a la leche materna se mantienen sanos, con un peso, crecimiento y desarrollo óptimo.

En el caso de una lactancia artificial sí que sería conveniente iniciar la alimentación complementaria según las recomendaciones tradicionales (a los 7 meses), ya que sabemos que no es comparable a la calidad y propiedades de la materna.

 En un bebé sano, con un desarrollo adecuado, los 7 meses serían pues el punto de partida para la alimentación complementaria. Para saber si nuestro bebé está preparado y cumple con los requisitos de un desarrollo adecuado tiene que cumplir estos puntos:

– Que sepa mantenerse sentado.

– Que haya perdido el reflejo de extrusión (escupir como protección lo que entra en la boca).

– Que muestre interés por la comida.

– Que sepa decir NO.

 comer2

¿Y cómo introducir estos alimentos?

Primero el pecho (o biberón) y luego el alimento que queremos introducir. Siguiendo las recomendaciones de la OMS, es el modo de conservar un aporte adecuado de leche, que debe ser la base, y que el bebé vaya familiarizándose con otros alimentos. Si les forzamos a seguir otro orden, cuando tengan hambre, no solo no reconocerán el alimento como tal sino que pueden rechazarlo y desarrollar aversión hacia él. Si le saciamos con leche y luego le ofrecemos el alimento, lo aceptará más fácilmente y lo probará como un juego, con curiosidad. Los bebés que toman leche artificial deberán tomar al menos medio litro al día.

Los alimentos de uno en uno y luego si se quiere en papillas. Cuando un bebé se familiariza con un alimento podemos introducir otro. Hacerlo de uno en uno nos ayuda a detectar intolerancias y/o alergias. Para ello le ofreceremos pequeñas cantidades. Una vez comprobamos que los tolera bien podemos mezclarlos en papillas. No es necesario esperar una semana entre alimentos como se ha dicho a veces, con unos días es suficiente. Y tampoco me preocuparía si en un mismo día tu bebé se interesa por dos alimentos y le dejamos que los pruebe. Sentido común.

Introducir los alimentos que lleven gluten con precaución. Es decir, cualquier alimento que lleve avena, trigo, centeno o cebada. Esto se debe a que existe una enfermedad conocida como celiaquía causada por el gluten y que puede ser grave. Estudios recientes defienden que la lactancia materna ejerce un efecto protector y que la clave no es introducir el gluten tarde, sino hacerlo en pequeñas cantidades progresivamente mientras se da el pecho siempre que se pueda y mantener la lactancia al menos un mes después de empezar con el gluten. Se podría introducir a partir de los 7 meses añadiendo a una papilla comercial sin guten una cucharada de cereales con gluten. O si hacemos el preparado en casa a base de arroz hervido o similar, darle un poco de pan o un par de macarrones o como dices unos pocos fideos a la sopa. Otra opción es poner una galleta en la papilla de fruta. A partir de los dos meses aproximadamente de tolerarlo aumentar las cantidades.

Y cuando se acerca el año…si hemos introducido los diversos alimentos y han sido bien aceptados podemos darle primero el alimento y luego el pecho.

 comer

¿Por qué alimentos empezar?

NO importa. Da igual dar primero la fruta, luego los cereales y más tarde el pollo que invertir el orden. Y con respecto a las cantidades primero dar a probar un trocito o cucharada e ir aumentando progresivamente. El orden y número de alimentos no es transcendental. Se recomienda introducir primero los alimentos más habituales en nuestra dieta y menos alérgenos. Esto variará en función de la cultura y sociedad. Por ejemplo, en el caso de la fruta es más fácil empezar con manzana, pera, plátano etc. y evitar hasta más adelante frutas como las fresas, melocotones o fruta tropical.

Tampoco es necesario dar muchas cosas diferentes. Cuando se habla de variedad se refiere a que exista una representación de cada grupo de alimentos. De hecho dar muchos alimentos distintos antes del año significa tener más probabilidades de que desarrollen una alergia.

 Cosas a tener en cuenta…

– Si nuestro bebé rechaza un alimento no pasa nada. Seguiremos probando mañana y si no al siguiente. No se trata de una carrera contrarreloj. No obligar nunca a comer al niño/a.

– Durante la introducción de alimentación complementaria algunos niños pueden bajar de peso. Esto se debe a que la leche es más grasa que frutas y verduras, no debe alarmarnos. Es un proceso de adaptación y no se debe a que coma poco sino a su cambio de alimentos.

– Escurrir los alimentos bien, para no llenarle la barriga con el agua de cocción.

– No hay prisa en introducir alimentos que suelen causar alergia, como la leche de vaca y derivados, los huevos, el pescado, la soja, los cacahuetes etc. Especialmente si existen antecedentes familiares.

– No añadir azúcar ni sal ni especies a los alimentos que puedan modificar el sabor natural del alimento.

 comer1

Como ves, no te doy una receta mágica ni unas instrucciones detalladas, sino que creo que con esto te doy una base que es lo más importante.

No debes agobiarte con el qué y cuánto sino en cómo y porqué introduces cada alimento y debes estar tranquila si tu bebé no sigue las normas establecidas tradicionales, sino que la calidad y la cantidad de alimento complementario sea suficiente para él.

Puedes obtener más información en los libros citados, en las páginas web de las asociaciones de pediatría españolas o internacionales y si te apetece puedes recuperar nuestro programa sobre alimentación complementaria colgado en Ivoox de Radio Balear Menorca.

O bien a través de sacomare@gmail.com o de nuestras web cositas de mamis.

Espero haberte ayudado, de verdad, aunque si quieres algo más concreto y no te quedan claras estas bases no dudes en consultarme. Sobre todo intento transmitirte tranquilidad.

Atentamente,

 

Patricia Pérez Álvarez

Matrona colegiada nº49613

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en sa comare y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s