¿En qué consiste una cesárea? ¿Qué puedo esperar si me la hacen?

Debido a que en mi entorno por diferentes situaciones algunas mamás han mostrado interés en conocer de qué trata una cesárea y qué pueden esperar de ella me he decidido a escribir en formato pregunta sobre este tema.

 La cesárea es la intervención quirúrgica a través de la cual se produce el nacimiento de un bebé a través de una incisión en la pared abdominal (laparotomía) y consecuentemente incisión en la pared uterina (histerectomía).

partoabdominal

 La OMS recomienda un 15% como máximo de nacimientos por cesárea, pero la realidad es que las cifras actuales están por encima de lo deseado y existe cierta variabilidad en función de las políticas de los centros hospitalarios y la comunidad autónoma donde vivimos. Los datos hablan en España de un 36,8% en centros privados y un 21,8% en centros públicos de media.

 Se utiliza como recurso en diferentes situaciones con el objetivo de reducir riesgos obstétricos.

Algunos de los motivos por los que un obstetra indicará una cesárea programada son:

  • Patología materna o fetal grave.
  • Situación fetal transversa o presentación de nalgas.
  • Cirugía uterina previa (valorar cada caso).
  • Placenta previa.

 Y estos son algunas de las causas para una indicación de cesárea de urgencia:

  • Sufrimiento fetal agudo independientemente del origen.
  • Hemorragia materna.
  • Parto estacionado, ya sea por dificultad en la dilatación y/o el descenso.

 La técnica habitual utilizada en la cesárea suele ser la Pfannestield o incisión en la zona suprapúbica horizontal, popularmente conocida como zona del bikini.

cesarea

En situaciones especiales se realizará una laparotomía media. Incisión desde el ombligo a la sínfisis púbica.

hdg7_pfannenstiel

 Se trata de una cirugía abdominal mayor que a pesar de realizarse habitualmente implica diferentes capas internas (peritoneo, musculatura abdominal y uterina…etc) y no está exenta de riesgos. Por lo que idealmente se realizará en los casos anteriormente descritos y siempre el parto vaginal será la vía natural y de elección para el nacimiento de un bebé.

 Los riesgos suelen ser los adscritos a la intervención: infección, hemorragia, complicaciones anestésicas, vasculares, de la cicatriz y/o ileo paralítico.

 Dicho esto, y aunque me encantaría como matrona que todo bebé naciera por vía vaginal y sin dificultades, la realidad que vivimos es otra en la práctica diaria y por ello creo importante informar a las familias de qué se pueden encontrar y qué cambios implica en los procesos el hecho de que un bebé nazca por cesárea.

Esto cambiará un poco en función de si se trata de una cirugía programada o de urgéncia pero intentaré explicar a grandes rasgos los diferentes aspectos.

 1. Preparación de la mamá antes de entrar a quirófano:

    • Se precisarán pruebas específicas al día: analítica preoperatoria (que suele hacerse al final del embarazo), Reserva de sangre y ECG.
    • Catéter venoso si no lo llevaba.
    • Ayuno mínimo.
    • Monitorización cardíaca fetal previa.
    • Premedicación (ranitidina+primperan EV) y sueroterapia.
    • Sondaje vesical permanente con urinometer (para contabilizar orina) que se mantendrá mínimo las 24h posteriores.
    • Higiene y rasurado zona de incisión.
    • Control de constantes vitales.
    • Si la mujer lleva catéter peridural anestesia reforzará dosis y si no lo lleva será dentro del quirófano donde se colocará.
    • Se comprobará que la mujer no lleve ninguna joya, piercing o similar antes de entrar en el quirófano y solo llevará el camisón.
    • Una vez está todo correcto la embarazada será llevada a la zona quirúrgica. Lo más común es que debido a que se trata de una zona restringida con protocolos de higiene y esterilidad estrictos no se deje paso al acompañante de la mujer. Es un aspecto que se está revisando en centros públicos y que en centros privados se muestran algo más flexibles.
  1. ¿Qué sucede en el quirófano?
    • Debido al cambio de escenario y los requerimientos de la intervención entraran en escena varios profesionales. Algunos conocidos y otros no hasta el momento:
      • 2 ginecólogos o ginecólogo+cirujano responsables de la intervención.
      • Anestesista.
      • Enfermera instrumentista.
      • Enfermera circulante.
      • Auxiliar de enfermería.
      • Comadrona.
      • Pediatra/s.
      • Camillero.

La cantidad de profesionales presentes variará dependiendo del centro en la cual se realice y especialmente si se trata de un hospital docente, pero básicamente serían estos. El ambiente quirúrgico es más tecnológico e impersonal y puede abrumar a la mujer. Será de gran ayuda tener a una de estas personas de referencia a la que preguntar o expresar dudas y/o miedos.

cesprof

    • Colocación de la mujer en mesa quirúrgica. Una vez está colocado el catéter epidural se estira a la embarazada completamente con brazos extendidos y piernas juntas. En múltiples ocasiones se realiza contención de brazos y piernas por seguridad. Se monitorizarán las constantes vitales de la mamá.
    • El anestesista se colocará a la cabeza y controlará los monitores y se encargará de asegurar una adecuada analgesia durante todo el proceso.
    • Preparación del campo quirúrgico. Los cirujanos se colocan uno a cada lado y el instrumentista cerca del operador principal. El resto de personal están alrededor ocupándose de su trabajo. Colocación de arco y tallas estériles para delimitar zona de intervención.
    • Iluminación de la zona. Desinfección zona a intervenir y una vez se comprueba el adecuado efecto anestésico se inicia la intervención.

La intervención por norma general tiene una duración de 30 minutos. El mayor tiempo transcurrido es previo con la preparación y posteriormente con el postoperatorio por lo que debemos estar tranquilos si no tenemos noticias antes.

  1. ¿Qué pasa con el papá mientras tanto?
  • Si se le permite entrar en la intervención se le vestirá con ropa y calzado adecuado para la zona quirúrgica y se le ubicará en la cabeza de la mamá para que pueda acompañarla.
  • Si el centro no está preparado para que entre, esperará con el resto de la familia en la sala de espera hasta recibir noticias una vez finalizada la intervención, normalmente de la mano del obstetra responsable y en cuanto sea posible se le llevará con el bebé y con la mamá.
  1. ¿Y cuando nace el bebé?
  • Va a depender según las políticas de cada centro. Lo ideal es que se realizaran estas intervenciones según prioridad:
    • Valorar y asegurar correcta adaptación del recién nacido (Comadrona y/o pediatra).

Si el bebé está bien adaptado y no requiere de ninguna intervención:

    • Los profesionales deberán asegurar el primer contacto binomio madre-bebé y idealmente iniciar contacto piel con piel. Dentro de lo posible hacer partícipe al padre.
    • Primeros cuidados al recién nacido mientras se acaba de arreglar a la mamá (colocación de apósito, paso a camilla etc…). Los primeros cuidados al bebé son: secado, dar calor, pinza cordón, peso, medidas antropométricas, pañal, vestido, profilaxis antibiótica ocular y administración de vitamina K.
    • Una vez la mamá esté ubicada en la zona de recuperación postoperatoria (donde estará de 1 a 2 horas después de la intervención) se realizarán los siguientes controles:
      • Control constantes vitales.
      • Control sangrado vaginal y involución uterina.
      • Control apósito quirúrgico.
      • Control movilidad post-anestésica.
      • Asegurar analgesia a la mamá para controlar el dolor.
      • Dentro de lo posible asegurar contacto piel con piel con bebé e inicio lactancia materna. Si no es posible el papá puede ocupar ese lugar durante la separación para que el bebé se adapte mejor a su nueva vida. Solicitar al personal del centro si pueden facilitar este aspecto si no se ofrece.

 cesarea-asistida-cuando-madre-recibe-manos-su-L-H62yJt

Después de que pase el tiempo de recuperación en la zona de vigilancia post-operatoria se llevará a la habitación asignada a la mamá, bebé y su familia para el descanso, recuperación y adaptación a la nueva situación.

 En conclusión, una cesárea no deja de ser una intervención quirúrgica que hará que cambien los tiempos y circuitos de lo que supone el nacimiento de un bebé en un hospital habitualmente.

Cada vez se trabaja más con el hecho de que se puedan adaptar las intervenciones a la madre y el bebé intentando preservar y asegurar su contacto, intimidad y lactancia, pero queda camino por recorrer.

cesareapeque

No debemos vivir una cesárea como un fracaso, ya que es un recurso que ayuda a resolver situaciones complicadas, pero tampoco debemos banalizar sus consecuencias.

Muchas veces escuchamos a familias que dicen que para qué sufrir, que hagan una cesárea y punto…o en el caso de partos que finalmente se resuelven por cesárea comentarios como porqué no se la han hecho antes si ya lo sabian que pasaría.

Bien, decir que no se puede saber cómo será el desenlace de un parto hasta que se instauran las contracciones y se ve su evolución. El cuerpo de una mujer está preparado para parir a su bebé vía vaginal si no hay ninguna contraindicación anatómica o mal posición fetal y las dificultades que pueda tener un bebé muchas veces se resuelven dándole tiempo. La cesárea debe ser siempre el último recurso y valorar cada situación y caso individual.

A pesar de que el final se realice una cesárea es muy positiva que tanto el útero como el bebé se sometan al cóctel hormonal del trabajo de parto. El cuerpo está diseñado de manera que con las contracciones se forma en el útero la zona ideal donde se realiza la incisión para el nacimiento del bebé que recibe el nombre de segmento inferior. La musculatura del útero queda más afinada en esta zona por lo que la recuperación es mejor y se producen menos sangrados y complicaciones en el momento de la intervención y posteriormente.

Y para el bebé se ha demostrado en diferentes estudios que este proceso de parto los prepara física y neurológicamente para el nacimiento. El paso por el canal del parto estimula que se expriman los pulmones, además de ayudar en su adaptación a la vida extrauterina. También hay estudios muy interesantes sobre las consecuencias emocionales en la vida adulta si no se ha recibido esta exposición.

Otros aspectos a tener en cuenta con una cesárea son el cansancio materno, dolor físico y dificultad en la movilidad y por supuesto la necesidad de intimidad, tranquilidad y acompañamiento de la pareja para la adaptación a la nueva situación.

Para no extenderme más, hablaré de este tema en otro escrito, ya que es algo muy importante y a tener en cuenta. Si alguna de las personas que me lee necesita respuestas antes o tiene alguna duda no dudeis en preguntar a sacomare@gmail.com y con la mayor brevedad me pondré a ello.

Espero que con esto tengais una idea general de qué es una cesárea y qué implica en la mamá, el papá y el bebé. Un saludo:

 

Patricia Pérez Álvarez

Matrona colegiada nº49613

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en sa comare y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿En qué consiste una cesárea? ¿Qué puedo esperar si me la hacen?

  1. Eva dijo:

    Nunca habia visto una información. Tan buena al respecto!

    Me gusta

  2. Myriam Ribes dijo:

    Me ha gustado mucho, comare:)))

    Me gusta

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s