Los recuerdos en la retina, no en un desván. Lo que simplificó y simplifica mi vida.

 

Desde el primer momento sabía que no quería llenar la casa de utensilios que abultaran mucho y que al final fueran poco prácticos para el día a día de mi bebé y de mi primeriza maternidad.
Aún así hay algunos que no los recomendaría y de hecho no los recomiendo a mis amistades cuando me preguntan, por inútiles, sencillamente!!!

Y después hay otros que si que recomiendo fervorosamente porque a mí me han funcionado muy mucho y les he sacado el máximo partido, en ocasiones su final fue la basura por imposibilidad de ser reparado o convertirse en inservible.
Así que hoy he decidido compartir con vosotr@s esos objetos que han facilitado mi maternidad hasta los 20 meses de mi bebé. Algunos aún los uso otros los usé en su momento.

Mi casa al igual que nosotr@s, vamos creciendo al ritmo de B. Vamos adaptando y descartando, haciendo lugar y adaptando el lugar a sus necesidades. No guardamos sino que donamos o descartamos. Nuestros recuerdos son el día a día, el momento en nuestras retinas y corazones, no en un altillo o trastero. No amontonamos en bolsas o cajas objetos de puericultura ni ropa por si acaso o como recuerdo de cuando fue un bebé.

Así que empezamos. Hace 20 meses atrás la inseguridad de una mami primeriza, se vio reflejada a la hora de comprar una bañera. El pánico a que se me pudiera caer, patinar… me llevó a estudiar todo el abanico de bañeras del mercado, que tengo que decir, es mucho y variado. Como debe ser. Una gran oferta para poder elegir el que más te interesa.

Nosotros nos decidimos por la Tummy Tub. Un cubito la mar de apañado en el que el bebé se siente cómo en vientre materno, ayuda a eliminar posibles gases y a relejar al bebé hasta llegar en ocasiones al sueño semi profundo. A mí me dio seguridad y la recomiendo.

tummy-tub

En la Tummy Tub, utilicé el jabón sin aclarado de welleda porque era un poco difícil sacarle el jabón del cuerpito. Así que ese gel de caléndula resolvió nuestro problema. Recomendado 100% ya que trata la piel delicada del bebé y no hacen falta aceites adicionales.

BannerOkportada

La trona, o sillita para comer. La verdad que me parecía de lo más incómodo, aparatoso y enorme tener una trona de esas que se pliega como una tabla de planchar, que se te cae encima, que te ocupa media cocina, que una vez plegada, la puerta no cierra bien… bueno le encontraba mil y una pegas así que busque alguna que fuera práctica, reducida.

Sabía que iba a ser de esas de viaje pero busqué una que fuera cómoda y la encontré. Una trona de Chicco que queda fija en mi caso en una silla de las nuestras del comedor. Se puede transportar si se quiere aunque no es nuestro caso. Tiene una mesita con diferentes posiciones a medida que el bebé va creciendo. Es genial, la llevamos usando desde los 6 meses y nos encanta.

trona-mode-chicco

Y por último el robot de cocina chicco. A mí me solucionó la vida. Conocí detractoras que me decían que era un aparato poco práctico, por la poca cantidad de comida que se podía hacer en ella. Ya que eran madres muy atareadas que se dedicaban a hacer una olla de verduras y congelaban 30 tarritos, uno para cada día del mes. Pero yo no, yo cada mañana mientras me preparaba el desayuno, ponía en mi súper robot de cocina para bebés, las verduritas, carne o pescado, el agua y le daba al botón de programar el tiempo y al on. Ella iba haciendo y a la hora de darle el puré a B., abría el robot, le ponía el accesorio cuchilla, lo trituraba y unos segundo en el micro para calentar y papilla preparada. Un lujo, fácil, cómodo, limpio. Un 10. Aún la usaría si no fuera porque ya la compré de segunda mano y le di palo hasta romperla!!! El pobre robot  dijo BASTA YA!!!! A la par que B. que en ese momento decidió dejar de comer purés.

cocinero-sanovapor-chicco

Estos son mis productos fetiches, usé más evidentemente, pero no solucionaron mi día a día tanto como estos. Os los recomiendo sin ninguna contraindicación!!!!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los recuerdos en la retina, no en un desván. Lo que simplificó y simplifica mi vida.

  1. e dijo:

    Muy buenas recomendaciones. Aunque he llegado tarde jajaja. y no tengo nada de esto.

    Le gusta a 1 persona

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s