Ariadna+loba=Cositasdemamis

Mis primeros días de mamá ¡un show! Voy hacer un mes y medio y ahora puedo decir que tengo controlado el calificativo de mamá.

Todo empieza después del parto, un 19 de agosto a la 01:40 de la madrugada-, en segundos la ginecóloga, mi hermana, me puso a mi bebé en mi pecho para hacer ‘piel con piel’, y después la matrona guiaba a la recién nacida Amae para cogerse al pecho.
Esa misma noche cenó mi pequeña, calostro. Tuve la suerte que se cogió. La segunda noche creí morir en el intento: los pezones doloridos, los puntos del parto natural inflamados que los calmaba con hielos, una almorrana de compañera, la bebé llorando … y como soy persona, alguna lágrima de impotencia rodó por mis mejillas a eso de las 5 de la mañana cuando ya no sabía el por qué de los lloros desconsolados de Amae.

loba

Eran cólicos, aprendí esa madrugada a hacerle los masajes en la tripita y prueba conseguida.
Hay que estar con los ojos bien abiertos, aprender de los que tienen experiencia y rebajar un poco el orgullo de madre.

Ya en casa la subida de leche fue otro cantar. Tuve que estimular mis pechos con un sacaleches porque en uno de ellos no se cogía bien, hasta que lo consiguió ella.

Ya los tiene dominados. Como me dijo la matrona del ambulatorio tienes que tener “un carro de paciencia”. Pero hasta que lo conseguimos -haciendo equipo siempre con Amae, palabra que siempre le repito: ‘equipo’-, sudé porque los pechos se pusieron duros como piedras y ya pensaba que me los amputaban si no descargaban.

Qué exagerada si lo pienso ahora. Una vez controlado el dar de mamar, vienen las tomas y las dormidas. Al principio era a demanda, después quise ponerle cada dos, tres horas las tomas y al final a demanda hasta que sea un poco más mayor. A mis amigas les digo que con los bebés no hay días iguales.
Un día puede ser de lo más encantador, duerme, come hace sus cacas y pipis. Y otras son de agarrarse que vienen curvas. Lo abrumador es que me sorprendo a mi misma, el instinto de madre que tengo, me afloró al momento. Y lo fundamental las otras manos y ojos imprescindibles en mi nueva vida como son las del papá. Colaborador entregado: al baño, a cambiar pañales, y a dormirla cuando estoy agotada de sueño.

Como otros colaboradores de la familia su tía, y tíos; sus abuelos. Y colaboradores espontáneos: los amigos. Tengo a mi pequeña entre mis piernas cruzadas a modo de hamaca mientras escribo este escrito y es cuando puedo mirar, observar orgullosa a mi bebé y amarla hasta cuando llora con la energía de Tina Turner. Te amo Amae, nunca podré agradecerte tanto que me hayas elegido como mamá.

loba1

(ARIADNA SERNA. PERIODISTA, 34 AÑOS.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en el superpoder de la semana. Guarda el enlace permanente.

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s